Disponibilidad de biomasa de origen forestal en España

Una vez revisados los datos del Inventario Forestal Nacional (IFN) se puede constatar que existe  disponibilidad de biomasa por un período extenso.

Las masas forestales españolas son estimadas por el IFN3 en 927.761.315 m3, lo que ha representado un incremento sustancial con respecto al IFN2 en donde fueron calculadas en 597.322.225 m3.

A partir de los datos obtenidos del IFN3 es posible estimar un crecimiento anual de las masas forestales españolas de 45.784.369 m3 con corteza, mientras en el IFN2 la estimación fue de 30.088.350 m3.

Durante los años recientes, las cortas medias anuales se han mantenido en franco ascenso, alcanzando los 15 millones de metros cúbicos, sin embargo la demanda no se encuentra en los niveles acordes y no se vislumbra alguna posibilidad de aumento del sector industrial a corto plazo.

En España, más de 10 millones de toneladas de recursos fácilmente movilizables son desperdiciados anualmente.

Se puede observar que la capitalización de las masas forestales han alcanzado los 30 millones de m3 al año y se espera que esta cifra sea aún mayor para el período que comprende el IFN3 y el IFN4.

Es importante señalar que en estos datos no es incluye la biomasa que se encuentra en el monte restante de los tratamientos selvícolas, por lo tanto no se está tomando en cuenta el existente aprovechamiento forestal.

Esta situación indica que existe una gran cantidad de oferta de masas forestales que están siendo poco aprovechadas, esto la está colocando al borde del colapso. Debido una competencia brutal y a su composición cutánea se está originando un descenso en el crecimiento, aumento de la mortalidad y una tendencia al crecimiento de riesgo de plagas e incendios.

Continue reading »

¿Es competitiva la biomasa?

La biomasa en presentación de combustible tiene un coste oscilante entre 20 Euros/MWh en combustibles con menor elaboración basados en astillas y dirigidos a grandes consumidores, y 40 Euros/MWh en combustibles de primera calidad originados de los pellets que generalmente se distribuye a menor escala en los hogares. En España no existe una tendencia al aumento de los precios de la biomasa en los próximos años.

Por su parte el coste del gas natural en tarifa regulada se encuentra en 43,6 Euros/MWh dirigido a los grandes consumidores. Mientras que el gas natural dirigido a los pequeños consumidores tiene un coste de 59,2 Euros/MWh. A estos montos hay que agregar un gasto adicional mensual en el alquiler del contador, además de los límites en término fijo. Además el gas natural tiene una tendencia al alza en el medio plazo, incluso existen políticas gubernamentales que han sido aplicadas que han aumentado aún más su coste.

En cuanto al gasoil, basado en el precio del gasóleo C de 0,85 Euros/l tiene un coste de 85 Euros/MWh. Hay que resaltar que tanto el propano como el butano tienen precios semejantes.

Las calderas modernas de biomasa han demostrado una eficiencia con resultados similares a las calderas de gas o gasoil, sólo podrían ser superadas en bajo término por las calderas de gas de condensación.

 

Continue reading »

El mercado de la biomasa

La astilla de madera y  pellets se diferencian de hueso de aceituna y cáscara de almendra en el comportamiento que presentan ambas bases de combustible orgánico en el mercado.

Cuando observamos el mercado, vemos que tanto pellets como madera tienen un funcionamiento como productos, con un precio base que es susceptible a variaciones según variables de mercado como oferta y demanda, por lo tanto ante una demanda alta es posible disminuir los costes de producción.

En cambio, hueso y cáscara presentan un comportamiento más del funcionamiento de un subproducto, donde la oferta no está sujeta a las condiciones de la demanda que pueda haber en el sector térmico, sino más bien se basa en la demanda del producto principal. Esta inelasticidad de la oferta ocasiona que los precios sean más inestables, mientras que la alta demanda influye directamente en el crecimiento de los precios del combustible. Aún así, existen muy pocas posibilidades de que la demanda genera mayores tensiones dentro de los precios de los subproductos.

Debido a que los combustibles originados a partir de biomasa, exceptuando a los pellets, poseen una capacidad calorífica bastante variable por su inestable humedad; es común encontrar en los países europeos contratos de suministro realizados tomando como referente la energía obtenida en el contador térmico, donde la empresa que suministra el producto queda a cargo del mantenimiento de la caldera bajo condiciones pactadas con el usuario.

Continue reading »